2. Situación actual del problema público

2.1. Ámbito de los glaciares y ecosistemas de montaña

2.2. Población beneficiaria de los glaciares y ecosistemas de montaña

2.3. Evidencias del problema público

2.4. Evidencias de los factores causales del problema público

2.5. Focalización

2.1. Ámbito de los glaciares y ecosistemas de montaña

a) Glaciares

Como se mencionó anteriormente, el Perú concentra el 68% de los glaciares tropicales del mundo, los cuales están distribuidos en tres sectores:

  • Cordilleras glaciares de los andes del norte: 1. Blanca, 2. Huallanca, 3. Huayhuash y 4. Raura
  • Cordilleras glaciares de los andes del centro: 5. Huagoruncho, 6. La Viuda, 7. Central, 8. Huaytapallana y 9. Chonta
  • Cordilleras glaciares de los andes del sur: 10. Ampato, 11. Vilcabamba, 12. Urubamba, 13. Huanzo, 14. Chila, 15. La Raya, 16. Vilcanota, 17. Carabaya, 18. Apolobamba, 19. Volcánica y 20. Barroso

Las 20 cordilleras glaciares tienen altitudes que van desde los 1,000 hasta los 6,757 m.s.n.m.

Gráfico N.° 5: Ubicación de las Cordilleras glaciares del Perú

Fuente: INAIGEM

Además, basado en los avances del proyecto permafrost del INAIGEM, al igual que en otras regiones de los Andes Sudamericanos, en el Perú se han identificado tres tipos de geoformas glaciares, cuya diferenciación es muy importante para comprender los potenciales reservorios de agua e identificar la importancia de estas geoformas con las actividades humanas.

Cuadro N.° 2: Geoformas glaciares

Fuente: INAIGEM

A nivel de cuencas, de las 231 cuencas e intercuencas identificadas por la Autoridad Nacional del Agua (ANA) a nivel nacional, 38 (37 cuencas y 1 intercuenca) tienen glaciares y/o lagunas de origen glaciar.

Gráfico N.° 6: Cuencas con glaciares y/o lagunas de origen glaciar

Fuente: ANA, INAIGEM

Cuadro N.° 3: Cuencas con glaciares y/o lagunas de origen glaciar

Fuente: ANA, INAIGEM

A nivel de departamentos, diez (10) cuentan con glaciares y/o lagunas de origen glaciar, y cuatro (4) solo tienen lagunas de origen glaciar.

Gráfico N.° 7: Cantidad de glaciares por departamentos

Fuente: INAIGEM

Cuadro N.° 4: Glaciares y lagunas por departamentos

Fuente: INAIGEM

b) Ecosistemas de montaña

A parte de los glaciares, se presenta una diversidad de formas en los ecosistemas de montaña, como son: bosques de yunga, bosques andinos, pastizales, humedales y matorrales. Dichas formas de ecosistemas de montaña se determinaron y agruparon a partir del mapa nacional de ecosistemas del Perú desarrollado por el MINAM.

Cuadro N.° 5: Formas de ecosistemas de montaña seleccionados

Fuente: INAIGEM basado en el mapa nacional de ecosistemas del Perú

Gráfico N.° 8: Formas de ecosistemas de montaña y superficie

Fuente: INAIGEM basado en el mapa nacional de ecosistemas del Perú e INEI

Es así, que los ecosistemas de montaña se presentan por encima de los 300 a 400 m.s.n.m. -dependiendo de la latitud- en las vertientes occidental (región natural andina) y oriental (región natural yunga o selva alta) de la Cordillera de los Andes; y cubren el 44% de la superficie terrestre del país.

Gráfico N.° 9: Superficie de los ecosistemas de montaña y beneficiarios

Fuente: INAIGEM basado en el mapa nacional de ecosistemas del Perú

A nivel de cuencas, de las 231 cuencas e intercuencas identificadas por la Autoridad Nacional del Agua (ANA) a nivel nacional, 151 (93 cuencas y 58 intercuencas) tienen relación con los ecosistemas de montaña.

Gráfico N.° 10: Cuencas e intercuencas relacionadas con los ecosistemas de montaña

Fuente: ANA, INAIGEM

A nivel de departamentos, se observa que de los 24 departamentos que tiene el Perú:

  • Solo Tumbes no tiene superficie de ecosistemas de montaña
  • En 11 departamentos la superficie de ecosistemas de montaña es mayor al 80% (Amazonas, Áncash, Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín, Pasco y Puno)
  • En 6 departamentos la superficie de ecosistemas de montaña está entre 50% y 80% (Arequipa, La Libertad, Lima, Moquegua, San Martín y Tacna)
  • En 6 departamentos la superficie de ecosistemas de montaña es menor a 20% (Ica, Lambayeque, Loreto, Madre de Dios, Piura y Ucayali)

Cuadro N.° 6: Superficie de ecosistemas de montaña por departamentos

Gráfico N.° 11: % Superficie de ecosistemas de montaña por departamentos

Fuente: INAIGEM basado en el mapa nacional de ecosistemas del Perú

4.2. Población beneficiaria de los glaciares y ecosistemas de montaña

a) Población beneficiaria directa

Se ha calculado que 10 millones 698 mil 552 personas (36.4% de la población nacional) viven en los ecosistemas de montaña, por consiguiente, se benefician directamente de los recursos que les brinda los ecosistemas de montaña.

Cuadro N.° 7: Población por departamento que vive en los ecosistemas de montaña

Gráfico N.° 12: Población por departamento que vive en los ecosistemas de montaña

Fuente: INAIGEM basado en el mapa nacional de ecosistemas del Perú y en el INEI

b) Población beneficiaria indirecta

Es importante resaltar, que los ecosistemas de montaña no solo benefician a las personas que habitan en estas zonas, sino también al resto de la población. El principal ejemplo es el agua, cuya fuente son las lluvias y el 80% de estas se precipitan por encima de los 3,000 m.s.n.m. y son retenidas en los glaciares, lagunas, humedales y pastizales alto andinos. Es así, que los ecosistemas de montaña se constituyen en la principal fuente de agua que originan los ríos que discurren por las laderas andinas hacia las vertientes del Pacífico, del Atlántico y del Titicaca, estas aguas no solo son importante para la producción de alimentos, sino también son muy útiles para generar energía eléctrica y para abastecer de agua dulce o agua potable a los centros poblados, los asientos mineros y las industrias que transforman las materias primas de la región[1].

Es así, que considerando las cuencas e intercuencas relacionadas a los ecosistemas de montaña, se ha calculado que 16 millones 281 mil 478 personas que viven en la costa (52.1% de la población nacional), se benefician del agua proveniente de los ecosistemas de montaña.

Gráfico N.° 13: Beneficiarios indirectos de los ecosistemas de montaña

Fuente: INAIGEM basado en el mapa nacional de ecosistemas del Perú, ANA e INEI

2.3. Evidencias del problema público

Como el problema público trata sobre la disminución de los beneficios que brindan los glaciares y ecosistemas de montaña, entonces, a partir de la información disponible, se debe buscar evidencias para medir dicha disminución.

a) Análisis de los beneficios relacionados a la regulación hídrica

“Este servicio se origina cuando el ecosistema almacena agua en los periodos lluviosos y la libera lentamente en los periodos secos. Es decir, el ecosistema proporciona un balance natural entre caudales en época lluviosa con caudales de estiaje. A mayor capacidad de regulación, se espera un incremento del caudal base y una reducción en épocas de avenidas”[2]

Primera evidencia – glaciares[3]  

En condiciones normales, la contribución anual en promedio de los glaciares al suministro de agua para la ciudad de Lima es menor al 1% y para Huaraz es del 19%; pero en condiciones de sequía, la contribución de los glaciares aumenta en ciertos meses hasta 4.15% para Lima y hasta 91.1% para Huaraz.

Gráfico N.° 14: Contribución anual en promedio de los glaciares en condiciones normales (año normal)

Gráfico N.° 15: Contribución máxima mensual de los glaciares en condiciones de sequía (año de sequía)

Buytaert et al. (2017)

Respecto a los usos del agua, en condiciones normales, en promedio 287 km2, que representa el 1.2% del total de las áreas irrigadas en el Perú, recibe la contribución (mayor al 25%) de los glaciares. Estas áreas de riego son predominantemente de pequeña escala en los Andes; y de las áreas a gran escala en la costa se encuentra Chavimochic (de 458km2) que recibe la mayor contribución de los glaciares (6.8% en promedio, aumentando a 52.1% durante sequías extremas).

En el gráfico siguiente, se observa la contribución de los glaciares para el uso del agua en irrigación y uso doméstico de los ríos Santa (cuenca Santa) y Vilcanota (cuenca Urubamba), los límites del eje y están restringidos para aumentar la legibilidad. Se destacan las tomas de agua que exceden el límite del eje y : toma para: a) el riego de Chavimochic en la costa, b) la ciudad de Trujillo, c) la ciudad de Chimbote y d) asentamientos costeros.

Gráfico N.° 16: Perfil longitudinal de la contribución de los glaciares para los ríos Santa y Vilcanota

Buytaert et al. (2017)

Además, en el conjunto de los países de Ecuador, Bolivia y Perú, se calcula que el número de usuarios que dependen continuamente de los recursos hídricos con una contribución promedio mayor al 25% de los glaciares es bajo (391,000 usuarios domésticos, 398 km2 de tierras de regadío y 11 MW de producción de energía hidroeléctrica), pero esta dependencia aumenta drásticamente durante las condiciones de sequía (hasta 3.92 millones de usuarios domésticos, 2,096 km2 de tierras de regadío y 732 MW de producción de energía hidroeléctrica en el mes más seco de un año de sequía). De estos últimos usuarios domésticos, 1.08 millones son población rural en condiciones de pobreza y con una capacidad de adaptación limitada, y es probable también que dependan del agua para uso agrícola que sustenta sus medios de vida.

Finalmente, muchas partes de los Andes ya experimentan estrés hídrico, principalmente las tierras altas rurales de los Andes del sur de Perú y Bolivia son particularmente vulnerables debido al clima árido, la ocurrencia frecuente de sequías y la pobreza endémica.

Segunda evidencia – glaciares[4] 

Los glaciares son considerados un ecosistema frágil por el efecto del cambio climático global producido tanto por causas naturales como antrópicas, lo cual ha provocado su desglaciación, que en solo 54 años (entre 1962 y 2016) el Perú perdió alrededor del 53.56% de su superficie glaciar. Asimismo, se estimaron, bajo las condiciones climáticas actuales, que las cordilleras glaciares podrían desaparecer alrededor del año 2100.

  • Dos (2) cordilleras glaciares ya no cuentan con coberturas glaciar, las cuales son denominadas “Cordilleras glaciares extintas”: 19. Volcánica y 20. Barroso.
  • Cinco (5) cordilleras glaciares están en proceso de extinción, porque han perdido más del 80% de su cobertura glaciar desde 1962/1955, y son denominadas “Cordilleras glaciares en extinción”: 6. La Viuda, 9. Chonta, 13. Huanzo, 14. Chila y 15. La Raya
  • Ocho (8) cordilleras glaciares han perdido entre el 50% y 80% de su superficie glaciar: 2. Huallanca, 4. Raura, 5. Huagoruncho, 7. Central, 8. Huaytapallana, 18. Apolobamba, 10. Ampato y 17. Carabaya.
  • Cinco (5) cordilleras glaciares han mostrado pérdidas inferiores al 50%: 1. Blanca, 3. Huayhuash, 11. Vilcabamba, 12. Urubamba y 16. Vilcanota.

Gráfico N.° 17: Cordilleras glaciares del Perú extintas y en extinción

Fuente: INAIGEM

Es importante mencionar que gran parte de las poblaciones dependen de las aguas provenientes de los glaciares. En las cordilleras glaciares del norte, en el departamento de Ancash, el 28% de la población habita en zonas donde existe una influencia directa de los glaciares y lagunas de origen glaciar. El 64% se beneficia indirectamente de estas aguas a través de los ríos que atraviesan sus territorios. En el Perú, se cuenta con 38 concesiones hidroeléctricas que dependen de la influencia glaciar. Por ejemplo, las aguas del río Santa abastecen a la central hidroeléctrica del Cañon del Pato (ubicado en la provincia de Huaylas) que provee de energía a la población de Ancash. También estas aguas tienen importancia agrícola, por ejemplo, los proyectos Chinecas y Chavimochic las emplean para poder potenciar la actividad agrícola de exportación. Otro ejemplo claro son las aguas de la laguna Parón (Huaylas, Ancash) que nacen en el glaciar Artesonraju y que sus aguas son empleadas en el riego de arándanos y flores (ambos para exportación) durante la época de estiaje. Sin embargo, estos usos del agua han desatado múltiples conflictos entre la Comunidad Campesina Cruz de Mayo y la empresa hidroeléctrica ubicada en el Cañón del Pato, ya que en ambas actividades el uso del agua es primordial.

En las cordilleras glaciares del Centro, Lima y Callao (aprox. 1 millón 700 mil personas) son las ciudades más afectadas debido al incremento de la demanda de agua de la población y al limitado aporte de los glaciares. También la represa de Yuracmayo ubicada en la parte alta de la cuenca, se ve afectada en su abastecimiento debido a que el aporte de los glaciares ha disminuido.

Las cordilleras glaciares del sur quizás son las más afectadas, ya que la mayoría cuenta con poca superficie glaciar. La cordillera Chila (Arequipa) cuenta con apenas 0.2 km2 de cobertura glaciar y la cordillera La Raya (Cusco y Puno) con 1.9 km2, lo que ha fomentado la construcción de múltiples represas como: Pasto Grande (Moquegua), El Frayle, Chalhuanca, entre otras. Esto, con la finalidad de aprovechar y almacenar el agua proveniente de los glaciares y de las precipitaciones, durante la época de lluvias.

Tercera evidencia – ecosistemas de montaña[5]

La fuente del agua son las lluvias y el 80% de estas se precipitan por encima de los 3,000 m.s.n.m. y son retenidas en los glaciares, lagunas, humedales y pastizales alto andinos. Es así, que los ecosistemas de montaña se constituyen en la principal fuente de agua que originan los ríos que discurren por las laderas andinas hacia las vertientes del Pacífico, del Atlántico y del Titicaca, estas aguas no solo son importante para la producción de alimentos, sino también son muy útiles para generar energía eléctrica y para abastecer de agua dulce o agua potable a los centros poblados, los asientos mineros y las industrias que transforman las materias primas de la región.

Fuente: Amat y León (2006)

a) Análisis de los beneficios relacionados a la regulación de riesgos de desastres

“Es la capacidad de los ecosistemas de reducir las condiciones de vulnerabilidad para prevenir o reducir los posibles daños efectuados por las amenazas o peligros (huaycos, avalanchas, entre otros)”[6]

En las cuencas glaciares, se advierten numerosos peligros que exponen a poblaciones vulnerables, los cuales están relacionados a movimientos en masa, flujos, entre otros; cuya atención es de vital importancia, puesto que la súbita generación de eventos detonantes en dichos lugares, podrían generar grandes catástrofes, como las sucedidas en los años 1941 y 1970, en el departamento de Ancash, correspondientes a los aluviones de la laguna Palcacocha y del Pico Norte del Nevado Huascarán, los cuales dejaron cuantiosas pérdidas, tanto de vidas humanas como pérdidas económicas.

Los peligros asociados a glaciares no solo causan daño a las personas que viven en las montañas, sino también tienen grandes consecuencia aguas abajo; con el retroceso glaciar, se han generado lagunas glaciares contenidas por diques de material fácilmente erosionable, lo cual aunado a la vulnerabilidad sísmica de los Andes, genera alta probabilidad de ocurrencia de desastres como lo sucedido en el pasado, donde se perdieron muchas vidas[7].

En el siguiente gráfico, se muestran los principales elementos de los peligros asociados a glaciares y su relación con los elementos expuestos para el análisis de la vulnerabilidad; ambos forman parte de la evaluación del riesgo de desastres de origen glaciar.

Gráfico N.° 18: Elementos para la evaluación del riesgo de desastres de origen glaciar

Fuente: INAIGEM

A continuación, se presenta un listado de los principales eventos ocurridos que han causado desastres, localizados principalmente en la Cordillera Blanca[8],[9],[10]

  1. 04/03/1702: Inundación parcial del extremo norte de la ciudad de Huaraz.
  2. 06/01/1725: Aluvión que originó la desaparición del pueblo de Ancash y pérdida de 1500 vidas humanas.
  3. 27/02/1869: Aluvión en Monterrey – Huaraz y pérdida de 11 vidas humanas.
  4. 24/06/1883: Aluvión en Macashca, debido al desborde de la laguna Rajucolta.
  5. 22/01/1917: Aluvión del Nevado Huascarán sobre Shacsha y Ranrahirca
  6. 14/03/1932: Aluvión por la ruptura de la laguna Solterococha en la quebrada de Pacllón, jurisdicción de la provincia de Bolognesi (mencionado por Kinzl)
  7. 20/01/1938: Aluvión en la quebrada Ulta – Carhuaz, por ruptura de la laguna Artesa (registrado por Kinzl, 1940)
  8. 1938: Aluvión por la ruptura de la laguna Magistral, produciéndose un aluvión sobre el pueblo de Conchucos.
  9. 20/04/1941: Aluvión en la cuenca del Río Pativilca, debido al desborde de la laguna Suerococha.
  10. 13/12/1941: Aluvión desde laguna Palcacocha, Huaraz. Pérdida de 1800 de vidas humanas
  11. 17/01/1945: Aluvión desde Laguna Carhuacocha sobre las ruinas de Chavín de Huantar. Pérdida de 500 vidas humanas.
  12. 20/10/1950: Aluvión desde la laguna Jancarurish, quebrada Los Cedros, destruyendo la hidroeléctrica. Pérdida de 200 vidas humanas.
  13. 16/07/1951: Aluvión desde la laguna Artesoncocha – Laguna Parón
  14. 28/10/1951: Aluvión desde la laguna Artesoncocha – Laguna Parón
  15. 6/11/1952: Aluvión desde la Laguna Millhuacocha – Quebrada Ishinca
  16. 18/06/1954: Aluvión por rebalse desde la Laguna Tullpacocha – Huaraz
  17. 8/12/1959: Aluvión por rebalse desde la Laguna Tullpacocha – Huaraz
  18. 10/01/1962: Avalancha del Nevado Huascarán Norte, destrucción de Ranrahirca. Pérdida de 4000 vidas humanas.
  19. 22/12/1965: Aluvión en la Laguna Tumarina – Carhuascancha. Pérdida de 10 vidas humanas.
  20. 31/05/1970: Aluvión en Yungay y Ranrahirca. Pérdida de 15 000 pérdidas de vidas humanas.
  21. 21/12/1979: Aluvión desde laguna Paccharuri.
  22. 14/02/1981: Aluvión desde la laguna Sarapococha.
  23. 15/03/1981: Aluvión desde la laguna Sarapococha.
  24. 31/08/1982: Avalancha del nevado Tocllaraju provoca el desborde de la laguna Milluacocha hacia la quebrada Ishinca.
  25. 16/12/1987: Avalancha del nevado Huascarán Norte, causando daños menores a la carretera Mancos-Yungay.
  26. 20/01/1989: Avalancha del nevado Huascarán Norte, causando daños menores a la carretera Mancos-Yungay.
  27. Enero, 1997: Aluvión desde laguna Pacliascocha.
  28. 20/05/1997: Avalancha desde Laguna Artizón baja y su efecto fue contenido por la laguna Jatuncocha.
  29. 27/02/1998: Alud-Avalancha en la Central Hidroeléctrica de Machupicchu, se reinició operación el día 13 de julio del 2001.
  30. 18/11/2001: Avalancha sobre la laguna Mullaca, produciendo su desborde
  31. 2002: Desembalse por derrumbe sobre la laguna Safuna Alta, produciendo oleajes de 77m de altura
  32. 19/03/2003: Desembalse por derrumbe sobre la laguna Palcacocha, produciendo su desborde y desabastecimiento de agua potable en la ciudad de Huaraz por 6 días.
  33. 16/10/2003: Avalancha del Nevado Hualcán y pérdidas de 9 vidas humanas.
  34. 22/12/2006: Desborde de la laguna Matara (Huari), produciendo daños en infraestructura
  35. 2008: Desborde de una laguna en formación en la cabecera de la quebrada Cojup
  36. 11/04/2010: Avalancha sobre la laguna 513 y desembalse. Daños a la infraestructura.
  37. 30/12/2010: Avalancha producida del lado Sur Este del Nevado Huascarán hacia la quebrada Ulta.
  38. 27/02/2011: Avalancha producida del lado Sur Oeste del Nevado Huandoy hacia la quebrada Rajuhuayuna.
  39. 8/02/2012: Ruptura de dique de la laguna Artizón bajo, quebrada Santa Cruz llego hasta la laguna Jatuncocha.
  40. 15/02/2012: Desborde de la laguna Encantada en la quebrada Ancos
  41. 15/02/2015: Avalancha de hielo y roca del nevado Chequiaraju impacta sobre la laguna Huallcacocha
  42. 23/02/2020: Avalancha de hielo y roca del nevado Salkantay impacta sobre laguna Salkantaycocha. Consecuencias en la subcuenca Salkantay en el distrito Santa Teresa[5]:763 familias afectadas y damnificadas; 2,127 personas afectadas y damnificadas; 4 personas fallecidas y 8 personas desaparecidas; 87 viviendas destruidas, 115 inhabitables y 561 afectadas, 23 Instituciones Educativas afectadas; 10 Km. de carreteras destruidas y 27 Km. de carreteras afectadas; 172 hectáreas de cultivos perdidos.

Es así, que los glaciares son entornos de alto riesgo por las avalanchas producidas por los sismos o el retroceso glaciar por cambio climático[11]. Además, el Ing. Benjamin Morales, ex Presidente del INAIGEM, estimó las pérdidas por más de 9 mil millones de soles ante un aluvión en la laguna de Palcacocha.

Gráfico N.° 19: Estimación de pérdidas ante un aluvión en la laguna Palcacocha

Fuente: INAIGEM

Actualmente, se cuenta con 8,577 lagunas de origen glaciar. De estas, el INAIGEM ha identificado -de manera preliminar- 31 lagunas como potencialmente peligrosas.

c) Análisis de otros beneficios [por desarrollar en función de la información disponible]

2.4. Evidencias de los factores causales del problema público

A partir de la información disponible, se debe buscar evidencias para medir cada uno de los factores causales directos e indirectos, luego se deberá clasificar cada factor causal indirecto por su influencia y dependencia sobre los demás, con el propósito de identificar aquellos factores claves. [por desarrollar en función de la información disponible]

1. Condiciones sociales

1.1. Débil gobernanza

1.2. Déficit zonificación y ordenamiento del territorio

1.3. Insuficiente información para la gestión del territorio

1.4. Débil educación y conciencia de la importancia de los glaciares y ecosistemas de montaña

1.5. Pérdida de conocimientos, saberes y prácticas tradicionales, y ancestrales

1.6. Migración-inmigración

1.7. Debilidad institucional

1.8. Pobreza y desigualdad

2. Actividades humanas

2.1. Prácticas inadecuadas de las actividades extractivas

2.2. Prácticas inadecuadas en otras actividades

2.3. Actividades ilegales

2.4. Conflicto de uso de suelos

3. Condicionamientos naturales del ambiente

3.1. Alteraciones físicas

3.2. Alteraciones químicas

3.3. Procesos geodinámicos internos

4. Cambio climático y eventos extremos

 4.1. Alteraciones de precipitación

4.2. Alteraciones de temperatura

4.3. Acelerado retroceso glaciar

4.4. Procesos geodinámicos externos


2.5.Focalización                                                                           

Con el propósito de lograr resultados en el horizonte de la Política Nacional de Glaciares y Ecosistemas de Montaña – PNGYEM (2021-2030), se requiere priorizar ciertos ámbitos, en los cuales se asegure la articulación de las intervenciones de los distintos actores, tanto públicos como privados, nacionales o extranjeros, vinculados a la problemática de los glaciares y ecosistemas de montaña.

Por lo cual, se pretende que la PNGYEM tenga un carácter focalizado a diferencia de la Política Nacional del Ambiente (PNA) que abarca a todo el país, por consiguiente, tiene un carácter universal, al igual que otras políticas nacionales e instrumentos de gestión con las cuales la PNGYEM se debe articular.

A continuación, se presentan algunas opciones -que se pueden combinar- para focalizar [por desarrollar].

  • Opción 1: Considerar el ámbito de las cabeceras de cuenca
  • Opción 2: Considerar las cuencas con glaciares y/o lagunas de origen glaciar
  • Opción 3: Establecer criterios de priorización basados en el problema público y sus factores causales
  • Opción 4: Considerar las cuencas priorizadas por el ANA
  • Opción 5: Otros

————————————————————————————————————————-

  • [1] MINAM (2014). Perú país de montañas: los desafíos frente al cambio climático.
  • [2] Numeral 1.2.6 del marco conceptual de los Lineamientos para la Formulación de proyectos de inversión en las tipologías de ecosistemas, especies y apoyo al uso sostenible de la biodiversidad, aprobados mediante Resolución Ministerial N°178-2019- MINAM
  • [3] Buytaert, W., Molds; S., Acosta; L., De Bievre, B.; Olmos, C.; Villacis, M.; Tovar, C. & Verbist, K. (2017). Glacial melt content of water use in the tropical Andes. Environmental Research Letters12(11), 114014. https://doi.org/10.1088/1748-9326/aa926c
  • [4] INAIGEM (2020). Policy brief: ¿Hasta cuándo veremos las blancas cordilleras del Perú?
  • [5] MINAM (2014). Perú país de montañas: los desafíos frente al cambio climático.
  • [6] MINAM (2020). Proyecto de Lineamientos para el Diseño e Implementación de Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos
  • [7] Comunidad Andina de Naciones (2007). ¿El fin de las cumbres nevadas? Glaciares y cambio climático en la Comunidad Andina. Lima, Perú.
  • [8] Carey, M. (2010). Glaciares, cambio climático y desastres naturales
  • [9] Wegner, S. (29 mayo, 2020). Un desastre de otro tipo: Consecuencias y Lecciones del Aluvión de Huaraz de 1941 [Diapositivas]. Recuperado de https://www.inaigem.gob.pe/wp-content/uploads/2020/06/Presentacion_Steven_Wegner_Viernes_Cientifico.pptx.
  • [10] Wegner, S. (2014). Lo que el agua se llevó. Consecuencias y lecciones del aluvión de Huaraz de 1941. Huaraz.
  • [11] Evans, S., Bishop, N., Smoll, L., Murillo, P., Delaney, K., & Oliver-Smith, A. (2009). A re-examination of the mechanism and human impact of catastrophic mass flows originating on Nevado Huascarán, Cordillera Blanca, Peru in 1962 and 1970. Engineering Geology108(1-2), 96-118.